7 Manifestaciones del Amor

Como seres espirituales que somos, venimos hechos de Amor. Ese Amor origen de nuestra existencia no solo se manifiesta en el Todo, sino que este Todo es el Amor en sí mismo hecho realidad.

Ofrenda a Venus - Tiziano
Ofrenda a Venus – Tiziano

Es difícil explicar con palabras este hecho. Si queremos entenderlo deberemos experienciarlo, vivirlo en nuestras carnes. Para ello un buen inicio es escuchando nuestro propio silencio interior. Aunque nos cueste, todos sentimos una vocecita dentro de nosotros que nos habla sin palabras. Nosotros la sentimos y luego se las ponemos.

El Amor se manifiesta en nuestro día a día de diversas e infinitas maneras. A continuación me gustaría destacar por ejemplo siete.

  1. Enamoramiento

El enamoramiento se puede expresar de muchas formas según las culturas y la época, pero el sentimiento es universal. Esa necesidad de estar y ser con otra persona, de compartir y dar todo lo que uno es. Aunque se pueda rodear de muchos otros sentimientos y necesidades, el enamoramiento es único y expresa en la búsqueda del otro el Amor.

  1. Amor a uno mismo

Todos tenemos la necesidad de sentirnos queridos y respetados. Esta necesidad se empieza a satisfacer cuando nos queremos a nosotros mismos, y entonces descubrimos todo el potencial que tenemos para amar. Nos damos cuenta que este potencial siempre ha estado con nosotros y por tanto venía ya de origen.

  1. Búsqueda de la Felicidad

En la constante búsqueda de la felicidad podemos sentir cómo el amor necesita estar presente. En este arduo camino, cada logro que conseguimos, no solo hemos necesitado de ese Amor, sino que una vez logrado, nos hemos inundado de él. Nos sentimos plenos de Amor.

  1. Deseo de hacer

Aun cuando nos proponemos no hacer nada, ya estamos haciendo algo, que es elegir no hacer. Constantemente sentimos necesidad de construir, crear, de hacer algo. En todo proyecto constructivo (los destructivos son meros pasos para los constructivos) se expresa el Amor, cuando ponemos todas nuestras ilusiones, pasiones y entusiasmos.

  1. Impermanencia

Al darnos cuenta que todo es cambio, que nada queda para siempre, descubrimos la mano del amor detrás. Lo que ha pasado es necesario para el presente y éste para que se cumpla el futuro. En este dinamismo podemos sentir el Amor al aceptar los nuevos hechos, desprendiéndonos de las ideas de estancamiento.

  1. Evolución

Aunque podamos tener contrarias ideas respecto a si evolucionamos o involucionamos, la realidad es que hay un movimiento hacia adelante que es independiente de nuestro juicio. Cuando somos conscientes de esto, sentimos el Amor con un objetivo final haciéndonos a nosotros partícipes.

  1. Muerte

Cuando sentimos nuestra muerte, percibimos cómo después de nuestra vida solo queda negrura, tras la cual solo puede haber eternidad. En este momento sentimos cómo el Amor inunda esa infinitud y nos espera con los brazos abiertos.

Como ya he comentado al inicio del artículo, estas manifestaciones del Amor solo se pueden experienciar. Aunque las haya intentado explicar con palabras, éstas no sirven de nada si no lo vivimos.

Os animo a estar abiertos al corazón y escuchar nuestro silencio.

Carlos Postigo

0 comentarios en “7 Manifestaciones del Amor

  • Qué lástima que la inmensa mayoría (me incluyo) persigamos más el enamoramiento que el amor a uno mismo…nos haría más bien lo segundo, más felices.

    Cambiando de tema y agradeciendo todo lo que escribes, te comento que te hemos nominado para el premio Liebster en nuestro blog por lo mucho que nos gusta el tuyo!
    Nos leemos pronto! Un saludooo!

    http://loqueteestabacontando.wordpress.com/2014/11/09/premios-liebster/

    At. Lunática creciente.

  • Dice Jesús: El amor es la relación más grande en el mundo. El amor es la más grande de todas las realidades espirituales. El amor es el antecesor de toda bondad espiritual, la esencia de lo verdadero y de lo bello. El amor es la manifestación exterior del impulso divino e interior de la vida. Está fundado en la comprensión, alimentado por el servicio altruista, y perfeccionado en la sabiduría. Todo amor verdadero viene de Dios, y el hombre recibe el afecto divino así como él mismo dona su amor a sus semejantes. El amor es dinámico. No puede ser apresado jamás; está vivo, libre, conmovedor y siempre en movimiento. El hombre no puede tomar jamás el amor del Padre y aprisionarlo en su corazón. El amor del Padre puede llegar a ser real para el hombre mortal sólo al pasar a través de la personalidad del hombre cuando a su vez dona ese amor a sus semejantes. El amor es contagioso, y cuando la devoción humana es inteligente y sabia, el amor es más contagioso que el odio. Pero tan sólo el amor genuino y altruista es verdaderamente contagioso. Si cada mortal pudiese volverse tan sólo el objeto de un afecto dinámico, este virus benigno del amor llenaría muy pronto la corriente sentimental de emoción de la humanidad hasta tal punto que toda civilización estaría comprendida por el amor y ésa sería la realización de la hermandad del hombre.

    Pero el amor, si se lo despoja de la verdad, la belleza y la bondad, es tan sólo un sentimiento, una distorsión filosófica, una ilusión psíquica, una decepción espiritual.

    Tomado de El libro de Urantia, cuyos autores se afirma son inteligencias celestiales.

Deja un comentario

Leer entrada anterior
Beneficios De Pedir Perdón

A mi siempre me ha fascinado lo que siento cuando pido perdón. Antes de hacerlo, mi cuerpo se pone tenso,...

Cerrar