Coaching Y Educación

El coaching es un proceso que nos permite desarrollar un cambio personal, mejorar nuestra forma de hacer las cosas o simplemente conseguir un objetivo deseado.

2807800_orig

En este proceso el coach (conductor, entrenador, facilitador,…) por medio de preguntas poderosas, consigue esclarecer la visión del mundo que tiene el alumno, puesto que el comportamiento de este refleja la manera de relacionarse con este mundo en sus aspectos afectivo y cognitivo. El cambio no viene del exterior, sino del interior del alumno/a.

Las preguntas poderosas, que en educación denominamos “GENERADORAS”, se formulan al alumno para que éste descubra sus posibilidades y realice acciones de cambio que le acerquen a sus metas.

El coach se abstiene de opinar, dar respuestas o proponer soluciones. El alumno es que decide el camino a seguir, o bien si es un trabajo en grupo, este es el que define sus conclusiones. El coach es el facilitador pedagógico del proceso de cambio.

No es una terapia,  el profesional no analiza al paciente. Ni una tutoría, no te orientan por el camino a seguir… El coaching es un juego de apuestas altas: nada menos que la felicidad (pedagogía de la FELICIDAD/AMOR). Acudes porque quieres ser feliz o más feliz.

Las bases de esta metodología, Coaching Y Educación, son tres:

  • Objetivos, nos centramos en lo que el alumno desea y como conseguirlo.
  • Valores, estimulamos al alumno a alinear sus valores con sus objetivos.
  • Creencias, cuestionando creencias limitantes que impiden al estudiante conseguir sus objetivos y a vivir sus valores.

El coach pone en acción una serie de recursos, herramientas efectivas para conducir al alumno hacia un proceso de introspección, un viaje hacia su interior.

LIDERAZGO EDUCACIONAL

Este concepto ha tomado mucha importancia en los últimos años dentro de la comunidad educativa porque maximiza el potencial de los individuos involucrados en el proceso educativo. Un líder educacional es todo aquel miembro de una comunidad educativa (en cualquier rol), que contribuye a la creación de la energía total requerida para mejorar el aprendizaje.

Un proceso de coaching aplicado a la escuela tendría la siguiente estructura:

  • Coaching Familiar. Formación de padres y madres, mejorando su misión como educadores.
  • Coaching en las Aulas. Profesores-coach.
  • Coaching a los Alumnos. Estos descubren sus habilidades y capacidades para conseguir sus objetivos y aumentar el rendimiento.

El enfoque del coaching va en línea con los modelos educativos constructivistas, basados en la acción del educando y en el autodescubrimiento.

Esta metodología se basa en la idea propia de la psicología positiva y racional de que todos podemos cambiar. Modifica en su relación interpersonal la actitud del alumno desde  el “¿qué logro con ello”? al “¿qué logramos todos?”.

Más que un entrenamiento es entendido como una disciplina, un arte, un procedimiento, una técnica y también un estilo de liderazgo, capaz de establecer pasos específicos para la acción en el desarrollo de la inteligencia emocional y la búsqueda de resultados extraordinarios tan necesarios en nuestros espacios educativos. Esta técnica favorece a cualquier miembro de la comunidad educativa: directores, profesores, coordinadores de ciclos, de áreas, padres y especialmente a los alumnos.

Concretando los objetivos y beneficios más relevantes del Coaching Educativo:

OBJETIVOS:

  • Retar, desafiar a la comunidad educativa a cambiar paradigmas.
  • Desarrollar el potencial de las personas para el cambio.
  • Mejorar la comunicación, la manera de relacionarse cada uno de los miembros.
  • Propiciar la adaptación a nuevas demandas y necesidades educativas.
  • Generar logros en la tarea formativa.
  • Colaborar para el mejor desempeño y rendimiento de educando y educadores.
  • Ayudar a definir la visión, misión, valores y estrategias curriculares en el PEI.

BENEFICIOS:

  • Descubre que todos somos aprendices, hacedores y maestros.
  • Docentes y padres adquieren competencias funcionales que permiten el desarrollo de habilidades y capacidades socioemocionales.
  • El liderazgo y la gestión emocional para los equipos docentes.
  • Aumento del autoconocimiento, la motivación y la autoestima de los docentes para desempeñar eficazmente su labor educativa.
  • Resolución de conflictos en el aula, problemas de convivencia en el centro, abandono/fracaso escolar,…
  • Ayuda a encontrar la “tecla” de cada alumno, esa “tecla” es su motivación en el desarrollo de su proyecto, no solo en el plano escolar, sino también en el personal.
  • Mejora la calidad de VIDA de los miembros de la comunidad.

Fátima Carballo.

Maestra y coach certificada por ASESCO.

http://fatimacarballo.blogspot.com.es/p/sobre-mi.html

 

 

Deja un comentario

Leer entrada anterior
La Magia Existe

¡Cuántas veces nos hemos sorprendido en nuestras vidas! Seguro que en medio de nuestras congojas y agobios diarios, podemos encontrar...

Cerrar