Cómo detectar a un Vampiro Energético

Un Vampiro Energético es una persona que se alimenta de la energía vital de otras personas. Absorbe nuestras fuerzas, alegrías e ilusiones. A cambio nos quedamos escuálidos, esqueléticos de ánimo y motivación.

La loca - Théodore Gericault
La loca – Théodore Gericault

Aunque es difícil detectar a un Vampiro Energético desde un principio, hay una serie de características que tienen todas estas personas y que nos pueden hacer estar atentos.

  1. Negativos

Aunque ellas mismas puedan considerarse personas positivas y optimistas, su actitud, mensajes y conductas las delatan. Si estamos atentos, podemos detectar quejas escondidas cuando hablan, mucho victimismo y por supuesto negatividad.

Esta negatividad te la traspasan sin que te des cuenta de sus efectos sobre ti.

  1. Bajan la autoestima

Mientras estás con esas personas es fácil que no te des cuenta, pero una vez a solas, puedes sentir que te infravaloras y pones en duda ideas y valores que tenías como algo seguro en ti. Acabas sintiendo inseguridad, lo que redunda en una bajada de tu autoestima, y todo sin tener motivos sólidos.

  1. No son conscientes

Algo que puede llevar a sorprender es la falta de autocrítica que tienen estas personas. No son conscientes de su actitud y comportamiento, lo que refuerza su imagen de personas positivas y nada las hace presagiar que te acabarán absorbiendo la energía.

Este hecho hace más difícil la intención de cambio en sus vidas.

  1. Incontinencia verbal

Es su principal herramienta. Aunque no es algo exclusivo de ellas, este comportamiento es imprescindible. Hablan y hablan sin que te des cuenta. Manejan muy bien la dinámica de la conversación, generando la falsa creencia de que tu opinión también es importante, cuando en realidad solo les interesa hablar a ellas.

El resultado es una descarga verbal por su parte y una sobre acumulación de negatividad innecesaria, tóxica y vacía por la tuya.

  1. Suelen disfrazarse

Los Vampiros Energéticos pueden ir vestidos de afabilidad, simpatía y/o humildad. Esta es una de sus fortalezas, puesto que ante estos comportamientos solemos abrirnos, escuchar y dejar entrar a otros.

Para estar precavidos no debemos caer en la desconfianza. La mejor arma es confiar en nosotros mismos, lo que les impedirá penetrar y absorbernos la energía.

  1. Suben si tú bajas

Una de las señales más fáciles para detectar a un Vampiro Energético es observar nuestros estados de ánimo respectivos. Si el suyo pasa de ser negativo a otro alegre y el tuyo al revés, sospecha. Puede ser una primera señal.

  1. No conocen familia

Una de las características más peligrosas es que pueden estar escondidos en nuestro círculo social más cercano. Aunque nos pueda sorprender, un Vampiro Energético puede ser ese familiar, amigo o compañero por el que hemos llegado a tener una gran estima o simpatía.

Por supuesto, el detectarlo puede generarnos sorpresa, desilusión y sentirnos defraudados.

  1. Te cabrean sin motivo

Si estás atento, ante un Vampiro energético puedes sentir cómo te vas cabreando durante la conversación. Esta es una señal muy reconocible. Poco a poco vas enfureciéndote por algo o alguien sin tener realmente motivos personales. Solo pasado el tiempo y analizando la conversación, puedes darte cuenta del absurdo del cabreo.

  1. No son infalibles

Como ya he comentado anteriormente, la mejor manera para neutralizar a un Vampiro Energético es tener seguridad en nosotros mismos. Esta actitud crea una barrera que no pueden traspasar. Quizás no se rindan jamás, pero nuestra salud se beneficiará gratamente.

Carlos Postigo

34 comentarios en “Cómo detectar a un Vampiro Energético

    • La depresión es un estado anímico de la persona cuya expresión externa puede ser muy variada; incluso pueden ser personas que “llenen una habitación” con su presencia y nosotros no detectar su estado interno. Un Vampiro Energético no tiene porqué pasar por un proceso depresivo para comportarse de esa manera.

    • satya

      Una preguntita aqui en esta nota se expresa que si una persona es amable simpatica y humilde hay que desconfiar..Entonces confiamos en aquellos que son portadores de las cualidades opuestas??

  • Hola Carmen:
    Creo importante aclarar que una cosa es la depresión como diagnóstico clínico y otra es nuestra percepción subjetiva como concepto popular (que por supuesto pueden coincidir). En el primer caso una persona diagnostica con ese cuadro puede ser consciente de su estado y a la vez tener un comportamiento que nos puede llevar a error sobre su verdadera situación. En el segundo caso podemos estar hablando de muchas cosas, bien un comportamiento de llamada de atención, una forma de defensa, un Vampiro Energético…
    Espero haber aclarado un poco la idea.
    Un saludo.
    Carlos

  • Carlos Vides

    Hola, Ánimo! Me agrada el artículo, muchas gracias Carlos por compartirlo. El estudio de la conducta humana requiere de una gran profundización y objetividad, es un proceso que lleva toda la vida y aún así no llegamos a comprenderla en toda su dimensión. Durante de este camino de madurez y encuentro entre la realidad y nuestra realidad, vamos definiendo nuestra manera de pensar y sentir, lo que dará como resultado, una conducta y comportamiento y una forma de ver, percibir, comprender, definir el mundo que nos rodea y en función de ello, definir nuestra actitud y nuestro actuar. Menciono esto porque no me parece justo encuadrar en tipos de personas a las personas, aunque se que necesitamos expresar de alguna manera, las apreciaciones del comportamiento, conducta y actitud de algunas, para aprender y tratar de mejorar lo que consideremos equivocado o incorrecto en nuestro actuar. Toda persona es sujeta a ser impactada por otra persona, toda persona tiene el poder de influir en otra, positiva o negativamente. Muchas veces nosotros influimos en otros, con o sin intención, positivamente y negativamente. Me parece que es una excelente sugerencia, el que cada uno de nosotros se cultive y se esfuerce en fortalecer su autoestima y seguridad personal, mejorando y enriqueciendo su manera de pensar, haciendo uso de todos los medios posibles que existen para ello, así que Ánimo y continuemos aprendiendo sobre la belleza y riqueza de ser humanos, saludos a todos y feliz año 2015.

    • Gracias Carlos. Me parece muy importante la idea que transmites sobre no encuadrar a las personas. Dejando a un lado la necesidad racional de estructuración y sistematización de la realidad, las personas como “todo” somos cambio constante, por lo que nuestro comportamiento de hoy es muy diferente al de ayer y seguro será (con nuestra mayor o menor intervención) muy diferente al de mañana.
      Gracias Carlos por tu comentario tan enriquecedor.

  • Carlos Vides

    Dejando esto establecido Carlos, podemos estudiar las características que nos presentas en tu artículo, con el deseo y enfoque de descubrir en nosotros mismos algún nivel de estas características y tomar conciencia de ello, y que así, haciendo un esfuerzo personal, logremos cuestionar nuestra manera de pensar al respecto, comparándolo con lo que se considera lo ideal o el pensamiento que en nuestra cultura se considera ideal. Esto podrá ayudarnos a establecer y forjar un nuevo paradigma, más profundo, más sabio, más perceptivo y menos egoísta y egocentrista. Por ejemplo, la característica #1 – ¿Tengo conciencia de que mi negatividad impacta profundamente, aún sin darme cuenta, a otros, sin que ellos se den cuenta? – Y ahora… ¿Cómo puedo transformar mi negatividad en positividad? Carlos, ¿nos puedes ayudar indicándonos 3 pasos concretos que podemos dar para lograr esto? Gracias de antemano por tu respuesta. Mi correo es videssagt@yahoo.com me agradará compartir contigo algunas ideas.

    • Carlos Vides

      Si y no, Carlos. Algunos de nosotros aún tomando consciencia de nuestra negatividad, nos expresamos así: “Si hombre, así soy yo… que le voy a hacer!” o “para que voy a cambiar, yo no lo necesito, que cambien los otros primero” Tienes razón al sugerirnos que cada persona tiene que “tomar la decisión” de cambiar y a eso a lo que me refiero, cuando planteo que hacer para cambiar de negativo a positivo?, muchos necesitamos que se nos ayude a lograrlo, no podemos solos, eso es una verdad incuestionable. Por ejemplo, pongamos el ejemplo del alcohólico y nos iluminará en la necesidad de la consciencia, de la aceptación y de la toma de decisión para ser libre de esta enfermedad. Gracias Carlos por la tención a mis pensamientos al respecto.

      • Es cierto que muchos de nosotros necesitamos de una ayuda, al fin y al cabo, no dejamos de ser entidades sociales, aunque en el fondo es uno mismo el que tiene que decidir ayudarse a sí mismo. Nuestra decisión de querer cambiar o ir creciendo en la vida aumenta la posibilidad de un abandono de la victimización; si tomamos una actitud de “pasotismo” es muy fácil que nos quedemos inmersos en ella.

  • Gilberto Rosales

    Artículo realmente pobre, en cuanto a bases operacionales se refiere. Muy subjetivo y con lenguaje cliché del sentido común. Puesto que no se operacionaliza puntualmente los repertorios ni se describe de manera cuantitativa ni objetiva los términos energía, autoestima, inseguridad, infravaloración, etc. Es decir, con esos descriptores todo tipo de repertorios dentro de un estado operante a nivel de interacción social puede encajar para el patrón que se está pretendiendo definir. En últimas queda en nada. El comentario que hicieron arriba donde ya alguien asocia esta definición a personas deprimidas que supuestamente “contagian” el ambiente, es una clara consecuencia de eso.

    Es el tipo de situaciones que se suscitan de la tendencia globalizadora de buscar neologismos cliché inventados en libros de pretensiosos best sellers americanos vendidos al establecimiento solo para satisfacer una demanda de marketting vacía y sin sentido.

    Hay que desmarcarse de todas esas definiciones y estas apologías superficiales y volver al camino de la construcción de conocimiento bajo parámetros estrictamente científicos.

    Es solo mi opinión. Y pierden su tiempo si desean castigar mi conducta verbal. Cuestionen estas seudo-teorías no a quienes valientemente las denunciamos ante una comunidad académica.

  • Carlos Vides

    Hola me agrada cuando el académico se expresa como tal, manifestando su opinión profesional, aunque no comprendo la intención que manifiesta en “Y pierden su tiempo si desean castigar mi conducta verbal”. Esa sola expresión merece una objetiva y profunda reflexión!!!, muy interesante. Expresar las opiniones sobre un tema, es libertad de toda persona y a la vez mueve al razonamiento y a la reflexión interior de quién lo desee hacer. Así que, si el objetivo del tema está orientado a construir, a través del cuestionamiento y del debate sano y objetivo, un sentido crítico y de autoconocimiento, bienvenido el punto de vista de un académico. Yo soy académico y autodidacta, he dedicado casi toda mi vida a estudiar la conducta humana, es un tema que me fascina y les confieso que nunca he encontrado toda la verdad en lo científico, sino parte de la verdad, así que los invito a abrir sus mentes y aspirar a recibir la iluminación de nuestros pensamiento desde varias fuentes y así nunca creer que somos los dueños exclusivos de la verdad y mucho menos, defendernos por anticipado tratando de limitar la libre expresión del pensamiento del otro, que me enriquece.

  • Buenos días, realmente todos tienen razón y nadie la tiene en su totalidad. Porque la razón no es absoluta sino fragmentada. Y claro que no se encuentran todas las respuestas en la ciencia, y claro que no se encuentran todas las razones en la filosofía. El filósofo entendido como una forma de vida y no como una carrera universitaria, es aquel que otorga a su vida todas las ramas del saber para poder entrar en la verdad, entrar que no encontrar, eso sería otra conversación. Si ustedes recuerdan el cuento zen donde cada personaje ciego, mantenía cogida una parte del elefante y cada cual dio una versión de lo que creyó que era lo que tocaba, es una clara muestra de la visión fragmentada de la realidad habitada. No podemos entrar en paramoralismos cuando nadie está en poder de la verdad absoluta (recuerden Einstein “es una verdad absoluta que la verdad es relativa”, eso tendría que hacernos ver nuestra propia insignificancia y adiestrarnos a nosotros mismas a la tolerancia bien ejercida.

    Con relación al texto, cierto es, que es poco profundo, pero nadie está obligado a ofrecer toda la información que posee, en el caso que fuera así. Y en el caso de no poseer más que la ofrecida, sería de agradecer el intento de ofrecer lo que se tiene.

    Saludos y buen años

    • Hola ergasofia:
      El cuento zen del que hablas creo que resume muy bien cuál debe ser nuestra visión del conocimiento.
      Respecto a tu opinión sobre el texto te agradezco tu comprensión y entendimiento. Creo que un blog es un medio de transmisión de conocimientos, experiencias e información cercano y accesible.
      Gracias.
      Un saludo.

  • Ale

    Si a mi se me presenta una persona con una sola de las carácterísticas que dió, no la tendría cerca ni un minuto, menos si me habla constantemente y no deja que me exprese, con eso solo yo ya tendría algunas pautas de que quiero y que no. Sin saber que es un vampiro energético…

    • Es independiente el comportamiento de un Vampiro Energético y el de la víctima. La “absorción de energía” no genera dependencia. Se podrá generar por otras razones, pero no por este comportamiento.
      Un Vampiro Energético, tal como lo concibo en el artículo, solo se centra en “absorber” energía para él. Si actúa junto a otros comportamientos que puedan causar dependencia estaríamos hablando de otro tipo de comportamiento.

  • virgo

    Estimados (as) todos y todas, excelentes aportes y muy oportunos en estos tiempos en que estamos viviendo. Dios nos dio libertad de expresarnos al dejarnos en este bello planeta, somos libres de expresar lo que sentimos, siempre y cuando guardemos los márgenes de respeto y consideraciones para los que con tanto afán desean compartir sus conocimientos para ir intercambiando opiniones, como varios de ustedes lo han mencionado nadie tiene la verdad absoluta, una cabeza piensa diferente que otra, y lo importante aquí es reunir la lluvia de ideas para ir armando un concepto clave del “vampiro energético” que convive en nosotros y se mueve en la sociedad en sus diferentes estratos.

    Recuerdan lo que sucedió en pentecostés cuando todos los apóstoles reunidos recibieron la luz del espíritu santo y todos hablaron en diferentes lenguas según el espíritu les concedía expresarse, he aquí una muestra que todos estamos iluminados por el Espíritu Santo con solo el hecho de plasmar estas ricas ideas para identificar al “vampiro energético”, para tratar de convivir con estas personas ya que ante los ojos de Dios somos hermanos y por ende sus hijos, perfectos en físicos a su semejanza pero pobres de espíritu.

    Feliz año nuevo 2015, muchas bendiciones.!!!!!!!

  • virgo

    Hola Carlos, muy buenos días, que bueno es compartir contigo estos conocimientos que enriquecen el alma y esto nos ayuda a ir mejorando en el camino y por ende a ir conviviendo con las personas que por circunstancias ajenas a nuestra voluntad cambian su personalidad, muchas veces por frustraciones de no lograr metas alcanzadas, malas relaciones interpersonales, que si nos ponemos a enumerar son muchos los factores en que influyen en el cambio de actitudes en las personas, y que si no estamos preparados para lidiar con esto nos tumban.

    Casualmente yo estoy concluyendo mi trabajo en un organismo internacional y no hay más opciones de trabajo y tengo que buscar por otro lado, a veces el ánimo se baja, pero me fortalezco con mis oraciones, a pesar que tengo muchos vampiros energético dentro de mí, que son la duda, miedo, incertidumbre, en fin, que a veces me quitan energía, me vuelven débil, pero cada vez que elevo una plegaria a mi Señor, como por arte de magia vuelvo agarrar ánimos y pienso en otras cosas, me documento mucho en estas páginas de internet, y veo que mucha gente esta en difíciles condiciones que yo, y entre ellos están los mega millonarios que sufren una difícil depresión por un lado y las grandes guerras despiadadas al otro lado del mundo, los grandes vampiros energéticos que acaban con ciudades enteras, para mi ellos también son vampiros energéticos.

    Muchas personas andamos por este mundo y descuidamos la salud mental que es uno de los factores que te convierten en vampiros energéticos, lidiamos con tantos problemas y no buscamos ayuda, la lectura de esta importante información ayudan también para enriquecer nuestros conocimientos y en el camino vas comparando, te pones en ese lugar y a veces te ves reflejado en esas situaciones lo que te permite hacer lo posible por cambiar, cuesta mucho, pero al final obtienes logros que tal vez vos no los ves pero los que están a tu alrededor te observan y tienen la oportunidad de decírtelo.

    Continuemos compartiendo estas importantes informaciones que son de mucha ayuda y final hay logros……..

    Que tenga un lindo día Carlos.
    Virgo

    • Tal como tú dices Virgo, la salud mental es una de las cosas más importantes de nuestras vidas y que dejamos descuidadas. Esta salud mental no solo debe referirse a no padecer ningún tipo de patología psico-neurológica, sino a desarrollar esta misma salud. No es cuestión de quedarnos como estamos, sino de desarrollar esas capacidades y potencialidades que tenemos como personas que somos. Este desarrollo genera un crecimiento como seres humanos que repercute en un mayor bienestar y felicidad.

      Por otro lado me parece muy interesante la idea que has aportado acerca de los vampiros energéticos que todos llevamos dentro. Creo que no hay mejor lucha que el reconocerlos y enfrentarnos a ellos con todo nuestro amor hacia nosotros mismos.

      Gracias por tu preciosa y motivadora participación Virgo.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Leer entrada anterior
Características Del Victimismo

El victimismo es una actitud que elegimos cuando nos sentimos que no nos salen las cosas como queremos. Entonces, decidimos...

Cerrar