FAQ’s

Preguntas frecuentes:

 

1. ¿Por qué ir a un psicólogo?

Motivos para acudir a un profesional de la psicología hay muchos, pero la razón inexcusable es cuando sientes un malestar que no sabes definir y no te deja estar a gusto; puede ser una sensación de confusión o desorientación, un problema más concreto que puedes describir claramente o simplemente que necesitas un cambio y no sabes cómo y ni por dónde empezar.

El psicólogo te ayuda a orientarte siempre desde tus opiniones y forma de ser, escuchándote, respetándote, aceptándote y trabajando aquellas cosas que generan el malestar para que consigas dejar de sentirte así. Si tienes dudas, llámame y prueba. Sabrás si es para ti o no ir al psicólogo.

2. ¿Es compatible con otros tratamientos?

No hay ningún inconveniente, aunque no es recomendable cuando ya se está realizando una terapia psicológica con otro psicólogo. De todas formas, es compatible, e incluso muchas veces aconsejable, cuando se está en tratamiento psiquiátrico o en cualquier otro tipo de intervención en el que el apoyo psicológico puede aportar un valor positivo.

En el caso de que no tengas claro si te puede venir bien, lo mejor es que te pongas en contacto conmigo y me plantees tus dudas. Al final, hablando es la mejor manera de solucionar los problemas, ¿no crees?

3. ¿Desde qué corriente psicológica trabajo?

La psicología es una disciplina que reúne una gran cantidad de corrientes y escuelas de pensamiento, abarcando desde los más científicos hasta los más heterodoxos, sin olvidarnos de la filosofía, las artes y las humanidades.

En el día a día en consulta tengo en cuenta todos estos puntos de vista para adaptarlos a las necesidades y requerimientos del paciente, creando así un tratamiento personalizado siempre teniendo en cuenta el Método EMA (Escuchar, Mayeútica, Acción)

4. ¿Por qué ir a un psicólogo y no a otros “especialistas de la mente” alternativos?

El psicólogo trabaja a nivel emocional respaldado por estudios e investigaciones científicas, lo que le ayuda a saber enfrentarse a problemas y dificultades desde una posición de rigor y conociendo lo que hace.

Hay veces que en un proceso terapéutico, el paciente ha de enfrentarse a situaciones difíciles y dolorosas que requieren de un profesional formado para resolver adecuadamente estas situaciones y el psicólogo es el más indicado para ello. El objetivo nunca será generar más dolor que el vivido ya.

5. ¿Necesito una terapia?

En realidad, una terapia no es más que un proceso en el que la persona va descubriendo facetas de sí mismo de las que no se había dado cuenta antes que tenía o que había intuido pero no estaba segura de ellas.

Hacer terapia te ayudará a entender por qué eres como eres, qué te hace actuar como lo haces y, lo más importante, te ayudará a tomar las riendas de tu vida y tomar tus propias decisiones, sin sentirte insegura o culpable.

6. ¿Cómo es realmente una terapia conmigo?

Cuando hablamos de terapia, muchas veces imaginamos un procedimiento misterioso mediante el cual vamos viendo lo peor de nosotros, lo cual a su vez no hace sentir miedo y no dar el paso.

Mi manera de trabajar se basa en fomentar el descubrimiento y desarrollo personal, lo cual siempre conecta con la parte constructiva y evolutiva que todos nosotros llevamos en nuestro interior. Solo es cuestión de querer sentirse mejor en la vida.

7. ¿Tengo que ir obligatoriamente a un centro o puede venir el psicólogo a mi casa?

La normativa actual reconoce y protege la labor del psicólogo que pasa consulta tanto en un “Centro Sanitario” como  a domicilio; en ambos casos se requiere de sendas habilitaciones administrativas emitidas por la Comunidad Autónoma correspondiente.

En mi caso, al contar con la posibilidad de hacerlo en un Centro Sanitario, así como por estar habilitado para pasar consulta a domicilio, ofrezco ambas opciones para que elijas la que mejor se ajusta a tus necesidades y circunstancias personales.