Características Del Victimismo

El victimismo es una actitud que elegimos cuando nos sentimos que no nos salen las cosas como queremos. Entonces, decidimos abandonar y pensar que no hay nada en nuestras manos que podamos hacer: nos convertimos en víctimas de un poder incontrolable.

Vincent van Gogh's Viejo con su cabeza en sus manos (a la puerta de eternidad) Graphic
Viejo con la cabeza en sus manos (En las puertas de la eternidad) – Vincent van Gogh

Nos sentimos desvalidos, frágiles y desmotivados. Creemos que somos incapaces de tomar el control y por tanto nos quedamos quietos, estancados. A diferencia de la humildad, el victimismo nos genera impotencia, rabia y nos hace sentirnos mal.

Me gustaría destacar un mínimo de características propias de esta actitud:

  1. Es opcional

Ante todo me gustaría resaltar el carácter opcional que tiene. Ante un hecho con resultados no deseados, podemos elegir asumir el control de nuestro poder y seguir intentando aquello que nos propusimos, o podemos dejarnos abandonar.

Es una elección nuestra el hacernos víctimas o convertirnos en luchadores de nuestros sueños.

  1. Es usado para justificarnos

Cuando somos victimistas, usamos una gran cantidad de excusas para justificar nuestros actos. En todas ellas, siempre evitamos nuestra responsabilidad o intervención. Así como creemos que no podemos hacer nada, pensamos erróneamente que no tenemos nada que ver en nuestras conductas.

De esta manera huimos de la responsabilidad y por tanto también de la libertad que lleva aparejada.

  1. Es inmovilista

El victimismo nos deja estancados. Al creer que lo que intentamos siempre nos sale mal o diferente a como queremos, preferimos hacer no hacer nada. Esta pasividad hace que no podamos madurar ni crecer como seres humanos.

Este hecho nos hace quedarnos con una “visión” que no ha crecido y por tanto a relacionarnos con el mundo de una manera más propia de fases anteriores de nuestra vida.

  1. Baja la autoestima

Nuestra autoestima se ve resentida si pensamos que no tenemos el poder suficiente de conseguir nuestras metas. Se entra entonces en un círculo vicioso muy peligroso. Al bajarnos la autoestima, generamos más pensamientos de incapacidad e importancia, lo que vuelve a redundar en más bajada de autoestima.

El resultado es una persona que no se quiere, no confía en sí misma y por tanto se rechaza.

  1. Genera soledad.

En el fondo, el victimismo genera un gran dolor. Si tomamos conciencia de nuestro estado victimista, podemos darnos cuenta del malestar que nos causa, del autorechazo, y de lo solos que podemos llegar a sentirnos.

Esta actitud que nos hace no responsabilizarnos de nuestros propios actos y poner excusas puede llevarnos a ser rechazados por otras personas y por tanto a sentir una gran soledad.

He querido describir las cinco características más fácilmente observables de nuestra actitud victimista. Creo que pueden llevarnos a reflexionar y no caer en sus garras o intentar salir si estamos dentro.

Ante el victimismo, debemos ser conscientes de nuestros recursos y poder interno para luchar por nuestros sueños.

11 comentarios en “Características Del Victimismo

  • Rafael Buzón Benjumea

    Me recuerda la historía que leemos en la Biblia del Santo Job, que salió adelante con:
    . Humildad, tal como nos hablas en tu narración,
    . Valor, fortaleza, confianza en Dios…
    Todo ello es un Don y una Gracia que le trasmite PAZ.
    Tenemos que pedirlo activamente, es decir tenemos que Buscarlo.

    Un cordial saludo.

  • Irene

    Estoy en desacuerdo. Al fin y al cabo, Job se enfrentaba a las ”fuerzas incontrolables” por definición. No había absolutamente nada que él pudiera haber hecho para prevenir la muerte de sus hijos, de su ganado, sus enfermedades y tantos otros males que le sobrevinieron. Tampoco él decía estarlo. Él simplemente aceptaba lo que le viniera porque ”seguía confiando en Dios”. Podría ser un ejemplo de optimismo, de resiliencia, o de síndrome de Estocolmo, pero no de ”lucha contra el victimismo”. ¿Por qué? Porque el sí que está luchando contra fuerzas mayores que él. Negarlo sería negar una realidad. No creo que negar la realidad sea un arquetipo o ejemplo de nada excepto de ideas delirantes.

    En mi opinión, esta es una de tantas historias bíblicas de antiguo testamento que deberíamos dejar atrás.
    Job siguió soportando desgracias inmensas tan solo porque seguía fiel a Dios. El problema es que fue el propio Dios quien dio permiso al Diablo para torturar a Job de esta manera, tan solo para ganar una apuesta: Que Job no dejaría de serle fiel.
    Job era hijo de DIos.
    Si un padre diera permiso a un criminal para maltratar a su hijo solo para demostrar que su hijo no le va a dejar de querer, no diríamos que el hijo tiene una actitud ”arquetipo perfecto para luchar contra el victimismo” por seguir queriendo a su padre. Tampoco diríamos que el niño tiene en realidad control sobre lo que le sucede y que el victimismo es opcional.
    Por todo esto, considero que el santo Job NO es un arquetipo, y que seguir su ejemplo nos llevará solo a dejarnos abusar y maltratar en nombre del amor y la fidelidad… pero eso ya es otro tema.

    • Hola Irene. Tiene lógica tu punto de vista. Con arquetipo quise referirme a esa energía/fuerza no racional y subconsciente que nos impulsa a movernos hacia una dirección marcada por la figura representada en el arquetipo. Job puede representar esa fuerza que causa el no caer en el victimismo; depende del significado que tenga para nosotros.

  • mfatimac50@gmail.com

    Buenas tardes, Carlos.

    Muchas gracias por tu nuevo artículo, por tus reflexiones y orientaciones.

    Un abrazo.

    Fátima.

    carlospostigomoreno | 11 diciembre, 2014 en 23:29 | Etiquetas: Cambio, Felicidad, Pensamiento | Categorías: Sin categoría | URL: http://wp.me/p51QxD-3L

  • Anonimus

    Gracias por colgar este post definiendo e identificando las características de esta discapacidad mental. Digo discapacidad porque realmente lo es…. La mente te sabotea de tal forma que te sientes incapaz de hacer nada. No logro entender como el cuerpo y la mente que siempre luchan por sobrevivir es capaz de hacerse eso a si mismo ya que te conduce directamente a una vida sin vida…a lo que podríamos llamar una pesadilla sin fin. Es como tu dices un círculo vicioso y un pozo que no parece tener fondo. Como podemos salir de ahí cuando ves tan lejos la salida, cuando te sientes sin fuerzas y sin ánimos como para ni si quiera intentarlo…. Realmente es algo muy duro y desolador.

  • Marco San Martín

    ” Victimismo”, concuerdo con algunas de tus acotaciones, pero creo que mas que una victimizacion del individuo, genera una manipulación de la situación, debido a que no lo puede controlar y crea una impotencia en este, la única solución que genera la persona en su psique es crear una careta victimizadora ante los otros para que estos le ayuden. Solo es la opción mas fácil que tienen las personas que no pueden solucionar sus problemas o confrontarlos … eso según mi opinión. Muy buen articulo.

    • Hola Marco.
      Estoy de acuerdo en que es la opción más fácil, pero creo que no es la más efectiva de conseguir sus objetivos. Más que no “poder” solucionar sus problema, creo que es una cuestión de interpretación de las circunstancias; si me considero una marioneta en manos de las circunstancias o pienso que está en mi la capacidad de luchar por ello.

  • luciernaga

    Yo digo, esta bien sentir ese desánimo, esa desolación que solo la curas con fuerza de voluntad y deseos de segguir luchando por ti mismo. Pero cuando tienes esos calambres o esos escalofrios que luedo te traen mas tristeza y mas miedo que haces? como te levántas de eso. Bueno imagino que seguir lucjjando es la solución. pero seguiras así toda la vida? si de eso se trata seguiré luchando no solo con mis fuerzas si no con las que Dios me da.

Deja un comentario

Leer entrada anterior
7 Momentos Cotidianos Para Sonreír

Es difícil encontrar una sonrisa en el metro por las mañanas. Todos vamos serios, medio dormidos y como en nuestro...

Cerrar