6 maneras de hacer frente a la manipulación

La manipulación por parte de una persona cercana y querida es algo que primeramente no vemos, pero que cuando nos damos cuenta de ello, nos hace sufrir enormemente. ¿Cómo me iba yo a esperar esa forma de actuar por parte de… (mi marido, madre, amigo, novia…?

Pues sí, los sentimientos de tristeza, rabia, impotencia y frustración por no habernos dado cuenta antes nos invaden cuando descubrimos el pastel. Eso sí, tampoco hay que caer en el lado opuesto y empezar a sospechar y desconfiar de todos. Esa no es la solución.

Manipulación

La manipulación es un tema delicado de hacer frente, pero a pesar de ello, me gustaría aportar algunas ideas para salir airosos de esta indeseada situación. Aquí van algunas ideas:

1. Aceptar la manipulación

Quizás parezca de Perogrullo, pero darnos cuenta de que somos víctimas de la manipulación de un ser cercano es algo dificilísimo de descubrir y de admitir. Confiamos en los que nos rodean puesto que esta confianza es el pegamento que nos une a los demás como seres sociales. Pegamento, por cierto, muy fuerte de despegar.

Así pues, tener una mente abierta y dudar se manera sana sin caer en la sospecha injustificada y paranoica nos puede ayudar a descubrir a un manipulador… y aceptarlo, algo que suele ser difícil pero necesario. Si quieres saber algo más sobre la aceptación, no dejes de echar un ojo al siguiente artículo:

5 Diferencias entre Resignación y Aceptación

2. Conocer al manipulador

Si descubres que esa persona en la que tanto has confiado es manipuladora pero tienes que tratar con ella (fiestas, trabajo, Navidad…) es bueno conocer su forma de actuar y las estrategias que usa para conseguir sus objetivos.

A lo mejor ha entablado una relación cordial con tu pareja para influirte a través de ella, o te cuenta “tristezas” para que con la pena te quedes a su lado y al final acabes haciendo lo que ella quiere. Descubre sus estrategias y hazlas frente.

3. No autoculparse

Eso sí, nunca, pero nuca te culpes a ti mismo/a por haber sido manipulado. Tú no tienes ningún tipo de responsabilidad por haber confiado y que la otra persona se haya aprovechado de ello. Has actuado de buena fe y eso no solo te honra, sino que además te hizo sentirte bien.

Sigue con tu forma de ser, puesto que si decides ser otra persona, dejarás de sentirte a gusto contigo. Ahora bien, en el caso de que hayas descubierto que esa persona es manipuladora pero no haces nada, asume tu responsabilidad por tu reacción, pero, eso sí, nunca de su forma de actuar manipuladora.

4. Tener confianza en uno mismo

Ya te he dado un avance en el punto anterior. Si te manipulan, no ha sido por tu forma de ser, sino por el otro. Tú, si a su vez no manipulas, sigue confiando en tu forma de ser y actuar, puesto que ese/a eres tú.

Repito, asegúrate de que tú no eres el manipulador y sé como eres. Quizás pienses o te hagan creer que tienes algún defectillo, pero eso no tiene nada que ver con el manipulador. Aun así, si quieres trabajar la confianza en ti mismo/a, no dudes en acudir a un profesional de la psicología.

5. Tomar la decisión adecuada

Una vez que hayas decidido hacer frente a la manipulación, reflexiona sobre la mejor manera de actuar, ya que no es lo mismo que esta persona sea tu jefe, tu pareja, tu madre o el portero de la finca; cada uno te exigirá estrategias diferentes. Por cierto, respecto a este tema, te recomiendo que leas el artículo “Las 5 actitudes Imprescindibles Para Conservar Un Amigo”.

Así, al portero puedes llegar a ignorarle directamente, mientras que con tu madre tendrás que aprender a ponerla límites cuando haga algún tipo de chantaje emocional. A veces hablando se arregla la situación, pero otras la mejor manera es la siguiente.

6. Evitación

Pues sí. Hacer frente a los problemas es la mejor manera de resolverlos, pero hay ocasiones en las que nuestros valores o el peligro de muerte nos obligan a alejarnos de la situación e incluso pedir ayuda muchas veces.

Pero lo que está claro es que si sigues dejándote manipular, no solo te vas a sentir sin libertad y dependiente de otra persona, lo peor es que esto te llevará a vivir en un infierno de impotencia, tristeza y sufrimiento que deberías evitar.

En todo caso, y como ya te he dicho, si te encuentras en una situación como la que te he descrito en este artículo, sería conveniente que acudieras a un profesional. Si quieres, puedes ponerte en contacto conmigo; descubrirás una manera diferente de relacionarte con las personas manipuladoras y contigo mismo/a que, en definitiva, es lo importante, ¿no crees?

Deja un comentario

Leer entrada anterior
infeliz
5 Maneras de ser «infeliz»

Hoy, para retomar el blog, me gustaría hacer algo diferente, y para ello me he propuesto escribir de una manera...

Cerrar