7 Maneras De Desarrollar La Tolerancia

La tolerancia es una decisión. Está en nuestras manos el aceptar y respetar la diferencia o no. Si elegimos la primera nos aportará una serie de consecuencias diferentes a si preferimos ser intolerantes.

Tolerancia

La tolerancia es esa característica, valor o actitud que nos permite aceptar al otro, al diferente con sus diferencias. Nos permite respetar e incluso participar de ese otro, lo que impide una aceptación pasiva.

No siempre somos educados en ambientes que fomentan esta tolerancia. Desde familias y grupos subculturales hasta sociedades y culturas podemos ser condicionados a rechazar al que no pertenece a nuestro grupo y por tanto ser intolerantes. Pero la tolerancia se puede re-educar, desarrollándola desde diversas estrategias:

1. Mente Abierta

Tener una menta abierta es una de las mayores garantías de un correcto desarrollo de la tolerancia. Trabajar una mentalidad abierta es posible tal y como expliqué en una entrada al blog hace unos meses (ver aquí)

Pero tener una menta abierta no es única garantía de tolerancia. Podemos tener una mente abierta para unos temas pero no para otros.

2. Viajando

Viajar es una manera de vivir otras formas de ser y sentir. Viajar es sumergirse en otra cultura, en otras sociedades y en otras formas de vida. El simple turismo no nos hace tolerantes, incluso puede ser contraproducente al observar desde fuera y por tanto aumentar nuestro juicio sobre lo observado.

Viajar no es hacer turismo.

3. Conociendo Personas

Normalmente solemos vivir en una pequeña baldosa con nuestros conocidos más cercanos sin atrevernos a salir de esta zona de confort. Conocer personas nuevas nos lleva a tomar contacto con la diferencia.

Este hecho nos ayuda a ampliar nuestro abanico de aceptación y respeto hacia los demás y hacia uno mismo.

4. Experimentando

Quizás esta sea la estrategia más importante de todas. Haz, haz y haz; aunque te equivoques cien veces, pero no dejes de intentarlo. De esta manera estás activo y te obligas a moverte siempre en distintas direcciones.

Estos vaivenes te ayudan a ver el mundo siempre con diferentes ojos.

5. Errando

Si decides actuar no olvides la otra cara de la moneda: la equivocación. Cuando decidimos hacer algo no podemos tener todo el conocimiento del mundo para que salga perfecto a la primera.

Esta aceptación del error nos ayuda a aceptarnos y por tanto a aceptar al otro. El error desarrolla la tolerancia.

6. Empatía

Ponernos en los zapatos del que está en frente nos ayuda a entenderle y ver con sus ojos. Desde esta perspectiva podremos ver un mundo diferente al nuestro y por tanto deshacernos de nuestra verdad universal e intolerante.

La empatía nos abre y dejamos entrar la diferencia y el aprecio.

7. Hermandad

En definitiva no podemos olvidar que todos los seres humanos somos miembros de una misma especie y por tanto unidos por sentimientos de hermandad. Este hecho nos puede ayudar a darnos cuenta que estamos más unidos de lo que pensamos.

Todos los seres estamos unidos a través del Universo.

Carlos Postigo

Deja un comentario

Leer entrada anterior
Psicología Del Perdón – Entrevista a María Prieto Ursúa

Como los lectores del blog ya sabéis, el Perdón es uno de mis temas favoritos. Siguiendo esta línea, en esta...

Cerrar