8 Huellas Que Dejamos Al Morir

Cuando pensamos en la huella que queremos dejar cuando hayamos muerto, normalmente pensamos en herencias efímeras: dinero y fama principalmente.

LANDSCAPE BUTTERFLY (EL GRAN MASTURBADOR EN PAISAJE SURREALISTA CON ADN), 1957-58
Landscape Butterfly (El gran masturbador en paisaje surrealista con ADN) – S. Dalí

Siempre he recordado la ingenuidad de aquel que quemó el templo de Artemisa para que su nombre (Eróstrato) quedara grabado para siempre en la historia.  Recordamos su nombre, pero él no está en el presente.

Me gustaría dejaros una serie de huellas que sí siguen presentes en nosotros y que a su vez dejaremos en el futuro:

  1. Valores

Principalmente se transmiten en el ámbito familiar. Los valores que recibimos han sufrido un proceso de selección natural que ha generado que recibamos aquellos que ayudaron a tomar las mejores decisiones. Nosotros podremos modificarlos y transmitirlos a futuras generaciones. Puedes leer más sobre valores en familia aquí.

  1. Amor

El amor que transmiten unos padres queda integrado en el plano físico, mental y emocional del niño. Esta fuerza genera la expansión de su personalidad y su necesidad de ofrecer amor. El resultado es un hilo que nos atraviesa y que amplificaremos transmitiéndoselo a nuestros descendientes. Puedes leer más sobre valores en familia aquí.

  1. Actos

Los resultados de nuestros actos nos enseñan a actuar de maneras que nos orientan hacia nuestra supervivencia y bienestar. Así, los que vengan, aprenderán cuáles son los mejores resultados a partir de nuestras acciones en continuo flujo de mejora. Si quieres saber cómo actuar para conseguir tus objetivos, no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí para saber cómo hacerlo.

  1. Conocimientos

Los conocimientos que adquiramos en nuestra vida servirán a que otros puedan obtener más en un futuro. En la ciencia hemos llegado a un completo conocimiento del ser humano gracias a estudios realizados basados en conocimientos adquiridos previamente, en continua acumulación.

  1. Evolución

El ser humano como ser vivo está en continua evolución. Desde nuestro ser podemos ayudar a que esta evolución sea en beneficio de futuras generaciones. La conciencia, al formar parte de nosotros, evoluciona, por lo que si la ampliamos con el conocimiento sobre nosotros mismos, generaremos que futuras generaciones puedan ser más conscientes. Si estás pasando por un momento duro y te sientes estancado/a, no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí para encontrar una solución.

  1. Inspiración

Al igual que tenemos modelos del pasado en los que nos fijamos, nosotros podemos ser esos mismos modelos para nuestros descendientes. Aunque no recordamos a ese antepasado, sí hemos heredado modelos de conducta suyos. De esta manera está presente en nosotros.

  1. Felicidad

Si gracias a nuestro trabajo personal logramos una vida feliz, su influjo no dejará de sentirse en nuestros descendientes. Esta felicidad no solo se puede convertir en un ejemplo, sino que su fuerza es tan atractiva que queda integrada en la personalidad de quien la recibe. Si quieres saber claves de la felicidad pincha aquí.

  1. Sabiduría

No solo heredamos conocimientos e historias de nuestros mayores, sino que además, como complemento, recibimos una serie de enseñanzas y moralejas que nos marcan en nuestro ser. Esta sabiduría la podemos reelaborar con nuestras experiencias y autoconocimiento para poder ofrecérselas a nuestros descendientes.

Ciertamente son huellas no palpables ni personales, pero son las que dejan marca en nuestro interior. Al igual que las heredamos, nosotros se las regalaremos a futuras generaciones.

No dejamos de ser un cúmulo de huellas que reelaboramos para ofrecérselas a otros que harán lo mismo en el futuro.

¿Qué huella quieres dejar tú? Compártelas con todos dejando un comentario.

Carlos Postigo

0 comentarios en “8 Huellas Que Dejamos Al Morir

  • Tienes razón, Carlos. La mayoría de nosotros cuando pensamos en nuestro legado, lo asociamos a bienes materiales…siempre mirando hacia afuera. Paremos un instante y reflexionemos, qué herencia, qué huellas dejaremos? Cuáles hemos heredado? Hemos modificado algunas de ellas?.
    Enhorabuena por el artículo, Carlos.

  • Silvana Figallo Mena

    Que buen artículo Carlos sobre el legado que dejaríamos, Agregaría algo más , nuestras palabras , que dejen un mensaje de crecimiento del pensamiento de la dignidad humana.

    • Muchas gracias por tus palabras Rafael. La verdad es que me ha encantado. Creo que has resumido muy bien lo que quería transmitir. En definitiva, una guía de actuación en esta vida y sus beneficios para la salud tanto física como psicológica.
      Muchas gracias.
      Un abrazo.

  • Rafael Buzón Benjumea

    Buenos días Carlos:
    Veo interesantísimo tu artículo, muchas gracias por él.
    Leyéndolo me surge la siguiente reflexión. ¿No se si es válida?
    La Ley Divina nos deja dos Principios principales:
    . Amor a Dios
    . Amor al prójimo, como a nosotros mismos.
    Es fundamental la educación que recibamos porque de ella sacaremos nuestros VALORES.
    Nuestra evolución vendrá marcada por los Valores, por nuestros Conocimientos, y por la Inspiración que recibamos.
    Estaremos mas cerca de la Felicidad, cuanto más coherente seamos con nosotros mismos, que significará que sabemos nuestra Misión y tomamos medidas para ponerla en práctica, intentando que la vida nos desvíe lo menos posible (siempre que nuestra Misión sea coherente y buena, hay procesos en que podemos despersonalizarnos).
    Recibimos una Sabiduría y en todo este proceso, de las experiencias de nuestra vida, nos vamos continuamente conociendo y actualizando: ser un buen hijo, hermano, amigo, compañero, vecino, paisano, novio, marido, padre, abuelo… ser una buena persona y en mi caso ser un buen cristiano.
    Mientras más nos demos a los demás, pensando en lo que necesitan (empatía), y mientras mas asertivos seamos (ni sumisos, ni agresivos) más amor daremos y mas felices seremos. Se que llevarlo a la práctica es muy díficil.

    Carlos muchas gracias por tu escrito.

  • JOSE MORENO DIAZ

    Carlos, como decía mi abuelo:

    «Nieto, si cuando te estés muriendo en la cama y estén a tu alrededor riéndose, piensa que algo bueno no has hecho o se te ha olvidado, pero si están llorando, muérete tranquilo».

    Buen comentario por tu parte de la reflexión que planteas.

  • Estupendo post, Carlos. Muy humano. Da qué pensar. Y estupendo el comentario de José Moreno Díaz. (dos más arriba de este).
    Siendo coach también, hace tiempo escribí sobre este mismo tema, aunque quizá un poco desde diferente perspectiva. Os dejo el enlace aquí para que os paséis por ¿Qué dirían al ver tu esquela? http://end2endcoaching.es/coaching-personal-tu-esquela/
    Gracias por tu artículo, Carlos.
    Esther

Deja un comentario

Leer entrada anterior
Los 10 Mandamientos y Sus Beneficios Psicológicos

Me gustaría destacar mi visión aconfesional del artículo. Considero que de este decálogo de leyes pueden extraerse enseñanzas que pueden...

Cerrar