Las 5 actitudes Imprescindibles Para Conservar Un Amigo

Como ya comenté en un post anterior (aquí), un amigo es algo más que un tesoro. Es un apoyo, una guía e incluso un referente en esos momentos de desorientación en los que no sabemos tomar la mejor decisión.

Carlos Postigo Psicólogo
Detalle de «La Escuela De Platón» – Jean Delville

Pero hay veces que actuamos de maneras que hacemos que ese amigo al que tan apegados estábamos, decide alejarse de nosotros. En esos momentos nos sentimos traidores, decepcionados de nosotros mismos y sin autoestima.

Para conservarle hace falta una serie de actitudes que favorecerán que siempre esté a nuestro lado aunque pasen años sin verle. Si actuamos de esa manera conseguiremos conservar ese gran tesoro para toda la vida.

1. Aceptación

Aceptar a un amigo es respetar su forma de pensar, de sentir y de ser. Esta aceptación conlleva una complicidad que refuerza los lazos de unión entre ambos. Sin ella, esa persona acabará yéndose por no sentirse aceptado.

Aceptar nos exige no criticar ni juzgar comportamientos que nos pueden parecer inadecuados a nosotros pero que son naturales en la otra persona. Al no juzgar, nuestro amigo se sentirá querido y aceptado por nosotros.

2. Confianza

La confianza con un amigo ha de ser en las dos direcciones. No solo debemos ser dignos de confianza, sino que debemos confiar en él como en nosotros mismos. Sin confianza no hay amistad posible.

En la amistad se pasan por momentos duros que ponen a prueba esta confianza. Si superamos esta fase estaremos consiguiendo que ese amigo sea un pilar muy importante en nuestra vida.

3. Comprensión

La empatía es una cualidad que podemos entrenar. Si así lo hacemos repercutirá en beneficio de nuestra amistad. Cuando somos empáticos con un amigo, nos ponemos en su piel y llegamos a entender cosas que de otra manera no sería posible.

Ponernos en sus zapatos nos permitirá ver el mundo desde su experiencia y por tanto saber que su forma de actuar tiene sentido. Desde aquí se puede llevar a un entendimiento pleno con la otra personal.

4. Estar

Muchas veces pensamos que para conservar un amigo tenemos que quedar cada equis tiempo o llamarle todas las semanas. Esto no significa que la amistad sea auténtica, e incluso puede llegar al agobio y el alejamiento.

“Estar” significa que sentimos a esa persona a nuestro lado aunque no lo esté o no podamos percibirle cerca. “Estar” es sentir que está en nuestro interior y que invocarle es saber que está con nosotros desde la distancia y el amor intangible.

5. Ser

Si queremos conservar un amigo debemos ser nosotros mismos. Muchas veces podemos comportarnos como creemos que se espera de nosotros por miedo a perder a esa persona que tanto nos importa.

Lo único que conseguimos con eso es que se aleje alguien más importante que nuestro amigo: nosotros mismos. Ser tal y como somos es aceptarnos, comprendernos, estar y confiar en nosotros mismos… y desde ahí nos conservaremos y podremos ser un “amigo” de verdad.

Carlos Postigo

4 comentarios en “Las 5 actitudes Imprescindibles Para Conservar Un Amigo

  • Elsa Ochoa Ch.

    Un amigo es «algo más que un tesoro» Y como dices tú…»es un apoyo, guía, o incluso un referente en esos momentos de desorientación en los que no sabemos tomar la mejor decisión.» Encontrar la persona o personas que tengan la voluntad y capacidad de aportarte o inducirte a mirar soluciones de vida, es para mí una actitud muy valiosa y diga de estimación, por supuesto del amigo se espera sinceridad, confianza, libertad para comentar cosas, que aunque diciéndolas de la forma más delicada posiblemente causan escozor, pero precisamente, para mí ahí radica el avance de la amistad, porque así «somos». 5.- punto
    .

  • Elsa Ochoa Ch.

    Carlos cuando leo mi anterior comentario, me sorprendo, muchas veces escribo frases, textos, reflexiones, cuentos, historias, canciones y poesía que tengo por ahí en una caja. Hay instantes bellos de inspiración, hay cosas lindas y extrañas, pero comprensibles, al menos para mí. Siento que me ha faltado volver a ver tu fabulosa fotografía y esa sonrisa tan amigable,que tal vez me dió confianza para pedir tu valiosa Amistad. He sido yo algo de «soporte para tí»?, al menos y aunque tú seas el Psicólogo, eso he querido, a mi forma, ser para tí. Gracias por todo tu esfuerzo conmigo¡

Deja un comentario

Leer entrada anterior
El Gran Secreto Para No Tener Miedo

Hace unos pocos días impartí un taller para aprender a superar el miedo y pude comprobar en directo cómo nos...

Cerrar